611 108 625 clientes@corvimc.com

¿Qué es la dieta blanda?

Apreciada por muchos y odiada por otros. La dieta blanda es un método de régimen alimenticio diseñado para mantener una dieta ligera, en momentos en dónde nuestro estomago se encuentre débil o delicado. Así mismo, aunque su nombre la identifique como “dieta blanda”, principalmente se refiere a una dieta de fácil digestión.

Este tipo de dietas busca evitar los alimentos con alto contenido de fibras y grasas, dando lugar a alimentos bien cocidos: como algunas carnes, cereales refinados, vegetales y algunos pescados. Además, este tipo de dieta es la más indicada para tratar los síntomas de ulceras, acidez estomacal, o bien, para recuperarnos luego de una cirugía de estómago o de intestinos.

Cuidados a considerar

Si tienes alguna duda referente a qué comer con la dieta blanda, entonces deberás saber que existen una buena gama de alimentos para la dieta blanda que resultan muy útiles. Todos son alimentos suaves y con bajo contenido de fibra, para así garantizar una fácil digestión.

Sin embargo, entre tus recetas para dieta blanda, se deben evitar a toda costa los alimentos picantes, así como alimentos fritos, crudos y a media cocción, por lo que, si eres un fanático de la carne a término medio, llevar a cabo la dieta blanda serán malas noticias para ti.

Así mismo, para garantizar una rápida recuperación y evitar molestas recaídas, será necesario restringir por completo las bebidas alcohólicas, junto con cualquier tipo de bebida que contenga cafeína.

Igualmente, para llevar una alimentación saludable y balanceada será necesario continuar con un plan de dieta según sea conveniente para ti. Por lo que lo más probable es que tu médico tratante llegue a referirte con un nutricionista para idear el mejor plan de acción para ti.

 Alimentos para dieta blanda

¿Cuál es el propósito de los alimentos para dieta blanda?

Es importante que seamos constantes con nuestro cuidado cuando nos enfrentamos a un malestar estomacal. Y es que al seguir una dieta blanda podremos fijar un camino saludable para llegar a nuestra dieta habitual.

Así mismo, debemos comenzar con una dieta líquida, garantizando que poco a poco lograremos añadir a la dieta alimentos más generales y sólidos, conforme nos vayamos adaptando.  Por lo que lo ideal será comenzar con una dieta completa de líquido (Como zumos, infusiones y sueros), acompañada de una abundante hidratación. Luego de esto, podrás añadir agua de arroz, agua de zanahorias o té.

El siguiente paso será incluir alimentos semisólidos, desde arroz hervido, hasta papa cocida. El siguiente paso sería incluir alimentos más sólidos a tu dieta, tomando en cuenta algunas carnes blancas como pollo o pescado, debidamente cocida o a la plancha; y continuar de esta forma hasta volver a nuestra dieta habitual.

A fin de cuentas, el objetivo será ir introduciendo los diferentes alimentos de forma progresiva hasta alcanzar tu dieta habitual. Siempre comenzando con los de menor consistencia y menos condimentados; y pasando por las preparaciones más simples y que lleven más condimentación.  

alimentos para la dieta blanda

¿Cuáles son los alimentos para la dieta blanda?

De entre todos los alimentos posibles, a continuación, te indicaremos cuales resultan ser los más recomendables para disfrutar de un saludable menú de dieta blanda:

  • Incluir leche y derivados, estrictamente los que tengan bajo contenido de grasa. Así mismo, la leche descremada y quesos como la cuajada, requesón y parmesano.
  • Verduras cocidas, bien pueden venir enlatadas o congeladas.
  • Incluir patatas, de preferencia en puré o cocidas sin piel.
  • Frutas no cítricas. Pueden venir enlatadas o en puré, como el puré de banana o manzana.
  • Jugos frutales o jugos de verduras (también pueden ser mixtos). Es recomendable evitar los jugos cítricos.
  • Al incluir alimentos más sólidos, es recomendable comer panes, pastas blancas e incluso puedes incluir galletas no integrales.
  • Cereales calientes similares a la “cream of wheat” (crema de trigo).
  • Cuando incluyas alimentos más sólidos, podrás darles lugar a las carnes magras, como la carne de pollo y pavo, así como pescado blanco y algunos mariscos. Lo ideal para prepararlos bien cocidos, a la plancha, horneados o al vapor. O cualquier tipo de preparación que ayude a reducir sus niveles de grasa.
  • Puedes incluir budines, natillas e incluso mantequilla de maní.
  • Puedes incluir alimentos más blandos, como gelatinas, galletas de trigo, huevos y tofu.
  • También puedes incluir más alimentos líquidos, como caldos y sopas, además de tés

Evita estos alimentos para tu dieta blanda

Para la dieta blanda recetas más básicas y bajas en grasas serán la mejor para mantener la buena salud de tu estómago. Por ello, deberás evitar los siguientes alimentos para prevenir que empeoren los síntomas de ulceras y gastritis:

  • Evita las bebidas lácteas con elevado contenido de grasa. Estarían estrictamente prohibidos la crema batida y helados grasosos.
  • Quesos de intenso sabor como el queso azul y el roquefort.
  • Evitar las ensaladas y verduras crudas, en especial las que suelen producir gases, como la coliflor, pepino, el maíz y pimientos verdes.
  • Evitar los frutos deshidratados.
  • Evita los alimentos ricos en fibra como los panes y pastas integrales, cereales o galletas integrales.
  • Restringe estrictamente los aderezos y especias fuertes o muy picantes, ya que pueden irritar aún más tu estómago.
  • Evita los alimentos muy azucarados.
  • Evita los frutos secos, nueces y semillas.
  • Están prohibidas las carnes y guisos muy sazonados.
  • Cualquier tipo de alimento frito
  • Evita por completo las bebidas negras, el alcohol y la cafeína.

Igualmente, no solo te deberás cuidar de estos alimentos o cualquier menú para dieta blanca que se te pueda ocurrir, sino que también, debes tomar precauciones con respectos a ciertos medicamentos. En especial evitando el uso de ibuprofeno, o cualquier otro fármaco que contenga ácido acetilsalicílico.

Dieta blanda

Otros consejos sobre la dieta blanda y qué comer

  • Lo más recomendable será tener comidas frecuentes a lo largo del día pero en pequeñas cantidades.
  • Es importante mantenerte hidratado, así que no dejes de lado consumir abundante líquido (preferiblemente fuera de las comidas).
  • Masticar muy bien los alimentos, de preferencia lentamente.
  • Cuidar la temperatura de tus comidas. No deben estar ni muy frías ni muy calientes.
  • Asegúrate de cenar al menos 2 horas antes de acostarte.
  • Toma líquidos a un ritmo lento.
  • Evita fumar
  • Sé estricto con tu dieta.

Para cualquier tipo de duda, en Corvi estamos siempre a tu total disposición.

Rutina ejercicios en casa 8 semanas sin material

¿Quieres un REGALO?

__

__

__

__

¡Te envíamos GRATIS nuestro eBook de 8 semanas de entrenamiento en casa sin material!

 

 

Enviando la información requerida, aceptas nuestra política de privacidad.

¡Tu regalo está de camino!